¿Qué es la economía colaborativa o sharing economy?

agosto 3, 2017 | Finanzas

La economía colaborativa es un sistema económico en el que se comparten e intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales, y que se ha convertido en una tendencia de mercado.

La crisis económica ha  obligado a los usuarios a buscar  formas creativas de obtener ingresos y de reducir sus costos. La propia consolidación de las tecnologías de la comunicación y de la información, y la irrupción de los prestadores de servicios web han propiciado el nacimiento de estas iniciativas de economía colaborativa. El concepto es mucho más amplio de lo que parece, porque dentro del propio sistema de colaboración, también denominado economía compartida, existen varios tipos de relaciones que varían en función de las necesidades y los productos:

Consumo colaborativo: Utiliza plataformas digitales a través de las cuales los usuarios se ponen en contacto para intercambiar bienes o artículos, casi todos de forma gratuita y altruista.

Conocimiento abierto: Son todas aquellas modalidades que promueven la difusión del conocimiento sin barreras legales o administrativas. Pueden presentarse en el día a día o a través de plataformas informáticas a las que acuden usuarios con necesidades.

Producción colaborativa: Se trata de redes de interacción digital que promueven la difusión de proyectos o servicios de todo tipo. La diferencia con los dos modelos anteriores es que lo que se ofrece también se produce en el seno de estas células.

Finanzas colaborativas: Microcréditos, préstamos, ahorros, donaciones y vías de financiación se incluyen en este subgrupo de la economía colaborativa. Los usuarios se ponen en contacto para satisfacer necesidades en cualquiera de estos aspectos. El mejor ejemplo lo vemos en el crowdfunding, que es un modelo de financiación para aquellos que deseen aportar capital a ciertas iniciativas de forma desinteresada.

Existen tres modalidades del consumo colaborativo:

  1. a) Basado en el producto: se paga por utilizar un producto en lugar de adquirirlo.
  2. b) La redistribución que se basa en derivar objetos que ya no se utilizan por su dueño.
  3. c) La oferta para compartir estilos de vida (tiempo, espacio, habilidades, etc.).

El consumo colaborativo es un ejemplo del valor que el Internet aporta a los consumidores. Pero para quienes lo defienden significa mucho más, porque  consideran que produce un cambio en el concepto y uso social de la libertad y en los sistemas de pensamiento, provocando transformaciones en muchas áreas de la sociedad y en el sistema económico por ser opuesto a la llamada «economía competitiva”.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.