Vehículos eléctricos: una nueva opción para el transporte empresarial

octubre 22, 2018 | Gestión

Los vehículos eléctricos consisten en una propuesta muy interesante para responder a una conducción sin contaminación. Dependiendo de sus tipologías, no cuentan con tubo de escape por lo que no producen emisiones de CO2; reducen el ruido, menos emisiones durante todo el ciclo de vida, mayor eficiencia; estos son algunos puntos que colocan a los vehículos eléctricos en una posición ventajosa respecto a los modelos tradicionales de diésel y gasolina. Se trata de una opción a considerar al momento de adquirir vehículos nuevos para el sistema de transportación de la empresa.

Cabe destacar entonces que existen tres formas principales de vehículos con electricidad como fuente principal de energía alternativa:

Vehículos eléctricos híbridos (HEV) cuya principal característica es que funcionan tanto con gasolina como con electricidad. La energía eléctrica es generada por el propio sistema de frenos del automóvil para recargar la batería. Esto se denomina “frenado regenerativo”, un proceso en el que el motor eléctrico ayuda a desacelerar el vehículo y utiliza parte de la energía que normalmente se convierte en calor gracias a los frenos. La marcha de los vehículos eléctricos híbridos comienza con el motor eléctrico, luego el motor de gasolina se apaga cuando aumenta la carga o la velocidad. Los dos motores están controlados por una computadora interna que garantiza la mejor economía para las condiciones de manejo.

Vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) También conocido como vehículos eléctricos de rango extendido (EREV), este tipo de vehículos funciona con gasolina y electricidad al igual que los anteriores. Pueden recargar la batería mediante el frenado regenerativo, contando también con la conexión a una toma de carga eléctrica externa. En los vehículos eléctricos de rango extendido el motor de gasolina amplía el alcance del automóvil al recargar también la batería a medida que baja. La fuente principal de energía variará atendiendo al modelo particular.

Vehículos eléctricos de batería (BEVs). Se trata de vehículos que funcionan completamente a partir de la energía eléctrica, sin motor de gasolina, tanque de combustible o tubo de escape. Este tipo de vehículo eléctrico también se conoce como “enchufable”, ya que utiliza una toma de carga eléctrica externa para cargar la batería. Los BEV también pueden recargar sus baterías mediante un frenado regenerativo.

Existen muchas razones para elegir un vehículo eléctrico sobre un vehículo propulsado por gasolina o diésel. Un automóvil eléctrico es mucho más barato de manejar, más eficiente, no contamina el aire con emisiones de escape y ofrece una reducción considerable en las emisiones. De acuerdo a instituciones internacionales, cargar un automóvil eléctrico cuesta aproximadamente la mitad que cargar con un automóvil de gasolina.

Los beneficios del uso de vehículos eléctricos ya se han probado en el uso individual, sin embargo, aún se pasan por alto las ventajas que puede aportarle a las empresas, ventajas que tienen que ver con la mejora de la eficiencia del sistema de transportación ya que son más económicos de mantener y de operar. Además suponen un valor agregado a partir de la posibilidad de prácticas acorde con las necesidades del medioambiente.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.