Guía de buenas prácticas para la pyme

mayo 14, 2019 | Gerencia

La pequeña y mediana empresa ha logrado posicionarse como un segmento importante en la economía del país, y resulta imprescindible que se destaquen gracias a su buen comportamiento ético y coherente que garantice su permanencia en el mercado.

Las malas prácticas empresariales afectan directamente la relación con el Estado, clientes, proveedores y empleados, por eso es tan importante que el empresario se comprometa con asegurar el buen comportamiento de su negocio, a través de buenas prácticas que fomenten el crecimiento y aseguren la sostenibilidad del negocio.

A continuación, te compartimos algunas buenas prácticas que tu pyme puede implementar:

Planificación estratégica

Para un crecimiento sostenible es necesario que el empresario realice una proyección a largo y mediano plazo, defina objetivos claros y los valores que guiarán a la empresa en el alcance de las metas propuestas.

La organización es fundamental para trazar el rumbo del negocio y saber hacia dónde irá, pero sobre todo evaluar regularmente la planificación permitirá reestructurar la estrategia de acuerdo a las condiciones actuales de la empresa y su entorno.

Establecer políticas

Para la buena administración de la empresa es necesario seguir un conjunto de reglas y normas que rijan el comportamiento de la pyme, a esto es lo que se llama políticas corporativas, y son importantes, ya que marcan la pauta en cuál debe ser el comportamiento de la organización de acuerdo a las necesidades.

Es por esta razón, que se puede observar que las empresas tienen un protocolo para sus actividades comerciales, financieras, operativas y de personal.

Capacitar a los empleados

La capacitación al personal de la empresa permite mejorar y fortalecer las habilidades del talento humano, mediante la adquisición de nuevos conocimientos que aporten de manera positiva en su trabajo, en la relación con los demás y en la productividad de la empresa.

Cumplir con las obligaciones tributarias y fiscales

Es importante que toda empresa cumpla debidamente con sus obligaciones fiscales y tributarias, con la declaración y pago de impuestos.

Control interno

El control interno en una pyme representa los procedimientos adoptados por la empresa para garantizar la protección de sus activos, confiabilidad de la información financiera, efectividad de las operaciones y el cumplimiento de las políticas internas en miras de alcanzar los objetivos corporativos.

Este es un elemento fundamental en el ejercicio de las buenas prácticas empresariales, ya que brindan seguridad y confiabilidad a clientes, proveedores, inversionistas, entre otros.

No prestar la debida atención puede traer consecuencias negativas para el negocio, en algunos casos irreversibles.

Ser socialmente responsable

Implementar acciones sociales que aporten al fortalecimiento de la comunidad y el medioambiente, asumiendo un compromiso con la calidad de vida de las personas y reduciendo la huella ecológica de la empresa.

Fortalecer relaciones

Diseñar estrategias que fortalezcan las relaciones más importantes de la empresa:

– Clientes

– Proveedores

– Instituciones financieras

– Inversionistas

– Socios

– Empleados

Buscar apoyo externo

Un refrán popular muy cierto es que “nadie nace sabiendo todo” y esto aplica para todos y los empresarios no son la excepción, por este motivo la contratación de consultores externos en materia de capacitación, finanzas, tecnología entre otras áreas, permiten a la empresa impulsar sus acciones con un enfoque objetivo, utilizando los conocimientos y experiencia de profesionales especialistas en la materia.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.