¿Para qué sirve un seguro de daños?

junio 11, 2015 | Gerencia

Los seguros de daños pueden asegurar elementos materiales, recayendo el interés meramente sobre artículos concretos y determinados, y además, patrimonios, protegiendo al asegurado contra las responsabilidades en que puedan incurrir o en el caso de pérdidas económicas, según las coberturas contratadas y recogidas en la póliza.

Entre los principales seguros de daños en las cosas podemos citar:

Seguro de incendio: en este convenio el asegurador está obligado a indemnizar los daños producidos por incendios en el objeto asegurado, dentro de los límites establecidos por la ley en la póliza.

Seguro de robo: en este acuerdo el asegurador se compromete a indemnizar los daños derivados de la sustracción ilegitima por parte de terceros de las cosas aseguradas.

Seguros de daños por agua: en este contrato el asegurador tiene la responsabilidad de indemnizar al asegurado en caso de daños causados por desastres climáticos.

Mientras que los principales seguros patrimoniales son:

Seguro de responsabilidad civilen este tratado el asegurador se obliga a cubrir el riesgo del asegurado en las obligaciones de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato, de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado.

Seguro de defensa jurídica: en esta estipulación se acuerda que el asegurador se hace cargo de los gastos en que pueda incurrir el asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento administrativo, judicial o arbitral.

Seguro de pérdidas pecuniarias diversas: en este convenio el asegurador  es el responsable de indemnizar al asegurado por la pérdida del rendimiento económico que hubiera podido alcanzarse en un acto o actividad de no haberse producido el siniestro descrito en el contrato.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.