Tipos de franquicias

agosto 25, 2014 | Gestión

Si estás pensando invertir en una franquicia debes tener presente que existen varios tipos, que debes elegirla de acuerdo al rubro al que te dediques y estés mejor preparado.

Ten presente que una franquicia es técnicamente un contrato de concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial otorgada por una empresa a una o varias personas, en una zona determinada, y por un tiempo determinado.

Hay varios elementos importantes que componen usualmente una franquicia. Por una parte la marca comercial que distingue el franquiciador, un determinado modelo de negocio, el «saber hacer» (o know-how) y la formación impartida a los franquiciados.

A cambio de la cesión, el franquiciador recibe una regalía, royalty o canon por la que cederá la marca comercial, “know-how” y asesoramiento.

La franquicia puede ser exclusiva o no exclusiva, tangibles e intangibles, por ejemplo servicios de apoyo nacionales o internacionales de publicidad, formación, entre otros.

Antes de elegir el tipo de franquicia en la cual vas a invertir, debes tener presente la clase de contrato que utilice, el perfil del público al que va dirigida y tu capacidad de inversión.

Desde Impulsa Popular compartimos contigo los tipos de franquicias disponibles para que analices cuál es la de tu conveniencia.

Empezamos citando la franquicia comercial, el modelo más común. En este tipo de acuerdo el franquiciante cede a los franquiciados los elementos que necesitan para vender los productos o servicios.

La ventaja de esta franquicia reside en que utiliza una plataforma de operaciones estable y consolidada y una marca probada. La operación de tiendas de indumentaria o calzado representan casos de referencia para este tipo de modelo de franquicias.

También están las franquicias industriales. En este tipo el franquiciante le cede al franquiciatario el derecho de fabricación, la tecnología, la marca, los procedimientos administrativos, la gestión, la comercialización y las técnicas de venta. Las franquicias de comida rápida son un buen ejemplo de este tipo de franquicias.

Además, está la franquicia de distribución. En esta franquicia el franquiciado solo se encarga de distribuir los productos que el franquiciante fabrica.

Otro tipo de franquicia es la de servicios. En este tipo de franquicias se presta un servicio al cliente mediante un negocio especializado. Por ejemplo: escuelas de idiomas, negocios de mantenimientos de autos, escuelas de traducción, salones de belleza, entre otras.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.