Conoce el Código Laboral Dominicano

El Código Laboral Dominicano es el que rige los derechos, beneficios y aplicaciones para cualquier ciudadano que se emplee en una empresa en el país. Es también, uno de los primeros documentos de lectura obligada para quienes desean iniciar un negocio y necesite la gestión de personal.

En República Dominicana toda relación en la empresa está regulada por la Ley 16-92, de fecha 29 de mayo del 1992, que constituye el Código de Trabajo Dominicano y sus reglamentos. Es importante conocer los lineamientos principales de esta ley, previo a contratar personal para la PYME que manejamos.

Las leyes laborales del país son aplicables sin importar la nacionalidad del empleado, y por consiguiente todo trabajador tiene la facultad de reclamar sus derechos por ante el Tribunal Laboral correspondiente.

Es importante mencionar que los derechos otorgados por el Código Laboral no pueden ser objeto de renuncia o limitación. Aún cuando el empleado firme un acuerdo en el cual renuncia al beneficio de estos derechos, dicho contrato sería nulo y la obligación del empleador de otorgar ese derecho permanecerá.

Las leyes laborales, por otra parte, prohiben toda clase de discriminación al momento de contratar a un empleado. Esto significa, que como empleador no podrás excluir al personal basándote en motivos de sexo, edad, raza, origen social, opinión política, creencias religiosas o militancia sindical, entre otras.

Obligaciones

¿Cuáles obligaciones tengo como empleador? Dentro de tus principales responsabilidades mencionamos los siguientes:

  • Realizar contribuciones al Sistema de Seguridad Social por seguro médico familiar, seguro de vejez, incapacidad y sobrevivencia y seguro contra riesgos laborales.
  • Contribuir a los pagos regulares del fondo de pensión al que pertenezca el empleado. Estas contribuciones pueden ser reportadas como gastos y deducidas previo al pago de impuestos por el empleador.
  • Prestar los servicios necesarios de protección en caso de siniestro o riesgo inminente del trabajador.
  • Propiciar una cultura laboral de buena conducta y una estricta disciplina durante las horas de trabajo.
  • Ofrecer las garantías necesarias de los derechos que tiene el empleado: oportunidad de descanso vacacional, así como el pago de sus remuneraciones.

--
Puedes dejar un comentario.
--

Compartir
este artículo

Imprimir