¿Cómo evitar que tu correo llegue a spam cuando haces e-mail marketing?

noviembre 13, 2014 | Publicidad

En los últimos años el sector mercadeo ha desarrollado innumerables estrategias para llegar hasta su público objetivo, siendo el e-mail marketing una de las más utilizadas por una gran variedad de empresas en el entorno digital, dada su efectividad y bajo costo.

Lo ideal sería que todos los correos que se envíen, lleguen y sean leídos por los destinatarios, sin embargo, esto no siempre sucede, ya que las campañas promocionales que realizamos, a través del correo electrónico, en muchas ocasiones llegan a la bandeja de “Spam” o de “Elementos no deseados”, imposibilitando alcanzar los objetivos mercadológicos.

Para romper con estas barreras, en Impulsa Popular te recomendamos que verifiques desde dónde están saliendo tus correos, es decir, confirmar si tu servidor es fiable y verificar que no estés en una lista negra pública que atente contra la efectividad de tus envíos. Estar en la lista negra significa que la fuente desde donde salen los correos electrónicos de tu empresa ha sido confirmada y marcada anteriormente por tus clientes o prospectos por enviar correos fraudulentos, por lo que estos se rechazan automáticamente o van a la carpeta de “Spam”.

Los usuarios de hoy en internet son muy activos y conocedores, por lo que verifican antes de abrir un e-mail que el remitente sea en realidad quien envía el correo electrónico y que  quien realiza el envío tiene los permisos del remitente para realizarlo.

También es importante que verifiques el asunto que asignas a tus correos y sobre todo los contenidos que remites. Estas dos variables influyen de manera directa en el nivel de ‘spam’ del envío de correo electrónico de tu empresa. Además, es vital que el texto que envíes tenga relación con la imagen que utilizas para que generes confianza.

Otra solución es evitar los mensajes demasiados cortos o muy extensos, el abuso de las mayúsculas y las negritas, así como también de los enlaces dentro del contenido.

Otras recomendaciones son:

-No escribir todo el asunto en mayúsculas.
-No usar muchos signos de exclamación o interrogación en el asunto.
-No utilizar el signo “$” al inicio del asunto.
-No colocar direcciones de e-mail en el asunto.
-No incluir más imágenes que texto en el cuerpo del e-mail.
-No escribir el cuerpo del mensaje en HTML usando fuentes tipográficas muy grandes.
-No enviar el mensaje desde una dirección de correo que inicie o contenga caracteres numéricos.

-No adjuntar archivos de mucho peso o imágenes de gran tamaño.

-Utilizar soluciones, plataformas o herramientas probadas de e-mail marketing y ante la mínima duda consulta con un especialista.

Finalmente recuerda que es imposible tener un nivel cero de spam, lo correcto es que trabajes para que sea lo más bajo posible.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.