Bioeconomía: oportunidades y desafíos

julio 16, 2019 | Responsabilidad social

La bioeconomía es una iniciativa que propone una nueva economía basada en el uso del conocimiento y de recursos biológicos renovables producidos por la tierra o los mares, con la finalidad de generar productos y servicios que satisfagan las necesidades de los consumidores de diferentes sectores y que sean amigables con el medioambiente.

La bioeconomía representa una oportunidad para América Latina y para las pymes en general, debido al cambio que promueve en el modelo de producción y consumo, haciendo uso de los recursos biológicos con los que ya contamos, como los mares, ríos, bosques, tierras, cultivos, animales, microorganismos para producir alimentos, productos farmacéuticos y energía, para impulsar el desarrollo sostenible.

En países de Europa se viene desarrollando esta tendencia con la finalidad de que los diferentes sectores de la industria, agricultura y la tecnología trabajen en crear bienes y servicios utilizando recursos y procesos biológicos eficientes, de manera que se provea de forma sostenible a la sociedad y combatir así el cambio climático.

En 2017 el proyecto SuperBio en Europa buscaba financiar a pequeñas y medianas empresas, interesadas en incursionar en la bioeconomía, con asesoría, prueba de concepto, apoyo en propiedad industrial, evaluación tecno-económica, análisis de materia prima, plan de negocio y acceso a financiamiento o inversionistas.

Con esto se busca sustituir el uso de recursos fósiles, disminuir las emisiones de gas de invernadero, aumentar la utilización de materia prima local y promover la creación de empleo.

Oportunidades y desafíos

La implementación del modelo de Bioeconomía en la pequeña y mediana empresa de América Latina posee diversas oportunidades, entre las cuales podemos mencionar:

– La capacidad de responder a varios desafíos en diferentes sectores de la economía

mundial.

– Uso eficiente de la energía, la tierra y el agua.

– Mayor aprovechamiento de los desechos.

– Desarrollo de diferentes tipos de plantas que toleran el cambio climático.

– Implementación del uso de recursos renovables que impacten positivamente el

medioambiente.

– Desarrollar biotecnología para aprovechar mejor los recursos en los cultivos agrícolas.

– Desarrollo de productos farmacéuticos utilizando recursos biológicos.

Entre los desafíos prevalecen:

–  Capacitación sobre el uso ciencia, tecnología e innovación.

–   Barreras regulatorias.

–   Financiamiento limitado.

–   Conocimiento sobre ventajas y desventajas de la bioeconomía para la pyme.

– Reducir la generación de desechos.

– Adaptarse al cambio climático.

El concepto de bioeconomía ha ganado gran importancia frente a la necesidad de que las empresas se muevan a sistemas más productivos en los que se disminuya el uso de combustibles fósiles y disminuyan su huella ecológica para proteger el medioambiente, sin dejar de lado sus actividades comerciales.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.