Buenas prácticas en la negociación con tus primeros inversores

En el día a día nos encontramos con diversas situaciones de negociación, con esto asumiríamos que tenemos una vasta experiencia en negociar, pero la negociación es un proceso complejo en el que dos partes deben llegar a un consenso en el que siga como regla el ganar-ganar.

Es esencial que todo emprendedor desarrolle las habilidades de persuadir y domine el arte de la negociación, estos elementos de suma importancia determinarán el éxito o el fracaso a la hora de generar acuerdos que impulsen el crecimiento del emprendimiento.

Si aún no tienes mucha experiencia en el mundo de las negociaciones, a continuación te compartimos una recopilación de buenas prácticas que puedes aplicar al momento de negociar en una ronda de inversionistas.

Preparación

Antes de cualquier negociación con un inversionista es fundamental prepararse previamente a esta reunión, y ¿cómo te preparas?, primero investigando sobre la contraparte, ¿quién es? ¿en qué emprendimientos o empresas ha invertido anteriormente? ¿Cuál es su trayectoria profesional y como inversionista?

Segundo, debes tener claro tus objetivos e intereses. Es recomendable que hagas una lista de preguntas claves que necesitas realizar durante la negociación y que te ayuden a tomar la mejor decisión.

Y, por último, construye una propuesta de valor claro y conciso que responda todas las cuestionantes relacionadas con tu idea de negocio.

Ser empático

La empatía es una habilidad que te permite colocarte en el lugar del otro y en el proceso de negociación permitirá mantener una escucha activa que te ayudará a identificar la posición de tu contraparte y lo que realmente quiere.

Manejar tus emociones

Es vital que aprendas a controlar tus emociones y mantener la calma durante la negociación, ya que el perder los estribos en el proceso puede llevarte al fracaso y no llegar a un acuerdo.

Maneja el tiempo

El manejo del tiempo durante la negociación es clave para reconocer el momento en que el ritmo de la misma va muy rápido o, por el contrario, muy lento. De igual manera, te permitirá identificar cuando es el momento apropiado para retirarte de la negociación.

Conoce el valor de lo que ofreces

Antes de entrar a cualquier negociación, ten presente y reconoce el valor que representa tu idea de negocio para el mercado. Debes tener plena certeza de que tu emprendimiento es importante y que nace para dar solución a un problema.

¡En sus marcas, listos, a negociar!

 

Últimas publicaciones