Estrategias financieras para emprendedores y pymes en tiempos de coronavirus

abril 23, 2020 | Finanzas

El camino corto requiere menor esfuerzo, pero es amargo: sentarnos a mirar cómo la situación económica se lleva muchos negocios construidos con años de empeño.

Por eso, aquí te aconsejamos optar por el camino más largo: es solo para emprendedores y pymes comprometidos con hacer de este un momento histórico de crecimiento empresarial.

¿Y por qué no? La sabiduría popular dice que “a mal tiempo, buena cara”.

Sabemos que estás entre los que no se darán por vencido, porque están dispuestos a luchar por proteger la salud de su familia y el patrimonio de su empresa.

Te queremos compartir algunas claves que te permitirán tomar mejores decisiones de negocio, desde la base de la información y el análisis calmado, para poder establecer así prioridades en tu empresa o emprendimiento durante este momento. 

  1. Enfócate en lo que puedes controlar: ahora lamentablemente abunda la desinformación, con noticias falseadas que no ayudan en la toma correcta de decisiones y solo hacen aumentar la desconfianza y la incertidumbre para los que tienen un negocio. Para minimizar este impacto te recomendamos:
  • Elegir las fuentes de información confiable que tú y tu equipo utilizarán para guiarse hacia la acción. Busca solo medios acreditados o confiables de información para hacerte una idea del panorama de futuro.
  • Establecer comunicación inmediata con tu contador para que te ayude a comprender las medidas tomadas por la DGII, la cual ha establecido pagos a plazos para los ITBIS, prórrogas en las presentaciones del Impuesto Sobre la Renta y exenciones en los pagos de los anticipos.
  • Comunícate con tu abogado de cabecera para que te ayude a interpretar cómo se adaptan a tu negocio las medidas que están tomando los ministerios de Trabajo, Hacienda, Salud Pública, entre otros.
  • Si no tienes conocimientos financieros o un experto en finanzas dentro de tu equipo, debes buscar ayuda externa para establecer un plan financiero integral a corto y mediano plazo.
  1. Convierte las informaciones en puntos de acción: Movernos a la acción será uno de los grandes retos de esta etapa. El miedo paraliza y nubla el pensamiento; entonces, ¿cómo logramos ser productivos? Concentrando nuestras energías en dos direcciones:
  • Establecer prioridades operacionales del negocio
    • ¿Cuáles son las acciones principales que necesitan ser resueltas en tu empresa?
    • Informar a tus clientes sobre aspectos de operación de tu negocio, como el horario de servicios durante la crisis.
    • Optimizar la cobranza y el inventario, entre otros.
  • Elaborar una lista de tareas externas con temas a investigar y problemas a resolver relacionados al manejo de la crisis.
    • Haz una lista puntual con hora y fecha de acciones a trabajar.
    • Incluye aspectos como registrar empleados en el FASE, comunicarte con tu banco, buscar asesor financiero o legal, etc.

Sentarnos a llorar y a sufrir la situación siempre será una opción, pero definitivamente no será la que te permitirá salir victorioso de esta etapa.

  1. Actualiza el punto de equilibrio de tu negocio: El Análisis de Punto de Equilibrio de tu negocio es una prioridad en este momento. Conocer con exactitud cuál es el nivel mínimo de ventas al que puede llegar tu negocio sin perder dinero, aunque tampoco te produzca ganancias inmediatas, te proveerá claridad para tomar decisiones.

Si no tienes esa claridad de cuál es ese punto de equilibrio, te recomiendo consultar con tu contador para que puedas identificarlo lo más rápido posible. Mientras más bajo sea tu punto de equilibrio, mayor flexibilidad tendrás para maniobrar y superar la crisis.

  1. Proyecta tu flujo de efectivo a 90 días: Para conocer cómo se comportará la liquidez de tu negocio en los próximos meses, es imprescindible hacer una proyección de ingresos y egresos a 90 días, en forma semanal.
  • Inicia identificando tu punto de partida, lo que tienes hoy en cuentas de banco, en caja chica, en cuentas por cobrar a corto plazo, en inversiones que se puedan hacer líquidas.
  • Revisa tu proyección de egresos en forma semanal para el mismo período. ¿Cuáles compromisos de pagos tienes? Nóminas, proveedores, servicios básicos, renta, material gastable, bancos.
  • Aprovecha la liquidez que tendrás con beneficios bancarios como el “Salta Cuotas” para amortiguar el pago de tus préstamos.
  • Para completar este ejercicio hazte las siguientes preguntas: ¿en qué semanas proyecto un déficit de efectivo? ¿Qué acciones puedo tomar proactivamente para mitigar a tiempo el déficit proyectado?
  1. Utiliza tus recursos de manera racional: La optimización de los recursos es crucial en este momento. No se trata de cómo lo hacías antes; se trata de lo mejor que puedes hacer con lo que tienes ahora y aún no habías tenido la necesidad real de ponerlo en práctica.
  • Reduce gastos fijos: aquí podrías explorar acogerte a las soluciones que plantea el Estado (FASE)
  • Alquileres: trata de explorar opciones para negociar pagos diferidos, reducciones temporales de contrato, etc.
  • Disminuye el consumo de energía eléctrica: podrías prender el aire solo algunas horas.
  • En sentido general, debes trabajar gastando menos
  • Revisa todos los pagos que tengas automatizados a través de los movimientos de tu tarjeta de crédito. Aprovecha las facilidades que te brinda Internet Banking para esto. 
  1. Es la hora de transformar tu empresa: en todas las crisis existen oportunidades y esta no será la excepción. Debemos estar atentos a esas oportunidades que, sin duda alguna, desde ya se están presentando. Ya sabemos que tenemos un gran reto colectivo por delante y también sabemos que podemos desarrollar nuestras mejores habilidades para transformar y reinventar nuestros negocios. Hazte las siguientes preguntas:
    1. ¿Qué más necesitan tus clientes en esta coyuntura?
    2. ¿Existe otro tipo de clientes que puedas abordar con productos actuales o nuevos?
    3. ¿Existe una forma distinta de entregar mi producto o servicio que el cliente pueda valorar en esta crisis?
    4. ¿Hay opciones de abrir nuevas líneas de negocio que me permitan compensar o reorientar mi actividad en estos momentos?
    5. ¿Con qué otro tipo de empresas puedo hacer alianzas para fortalecer mi negocio?

Tú puedes hacer la diferencia en este momento. ¡No te rindas!, esto también pasará.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.