Análisis efectivo de la competencia

julio 6, 2015 | Gerencia

Para que una empresa tenga éxito es necesario que conozca a sus competidores y se conozca a sí misma. Muchos emprendedores cometen el error de esperar  que surja la competencia para investigar con quiénes está compitiendo, cuando esto debería de ser acto de  investigación frecuente.

Un análisis de la competencia te ayuda a identificar las fortalezas y debilidades de la competencia, lo que te permitirá determinar qué productos o servicios debes ofrecer, cómo lo debes comercializar y cómo puedes posicionarte.

El análisis es un proceso permanente y puedes conseguir información sobre la competencia visitando su sitio web, leyendo sus productos, observándolos en las exposiciones comerciales y hablando con sus consumidores.

A continuación te ofrecemos cuatro pasos que puedes dar para analizarlos de manera efectiva.

1- Identifícalos. Tu primer paso es identificar quiénes son tus competencias, aquellas empresas que satisfacen las mismas necesidades que las tuyas. Evalúa si son empresas innovadoras, si son las que dominan el mercado, por qué los clientes las prefieren etc.

2- Analiza sus fortalezas y debilidades. Es esencial que analices cuales son los puntos fuertes de la competencia y cuáles son los vulnerables. Investiga cuales son las percepciones de los clientes con relación a esa empresa, si quieres haz una tabla y divídela con los siguientes puntos. Precio, valor, servicio, ubicación, reputación, experiencia, comodidad, publicidad, marketing, entre otras. Una vez que tenga la tabla lista, califique a sus competidores y anote sus comentarios respecto a las razones de esa calificación.

3- Presta atención a las oportunidades y amenazas. Es importante que identifiques si la competencia está preparada para enfrentar los obstáculos. Algunos ejemplos de avances o de estancamiento pueden categorizarse mediante: la evoluciones tecnológicas, acciones regulatorias o legales, factores económicos o incluso un posible nuevo competidor.

4- Determine su posición. Una vez identificada la competencia y con conocimiento de sus debilidades y fortalezas, es importante que conozcas tu posición frente a ellas. Realiza un análisis FODA  (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) de tu negocio y califica a tu empresa en las mismas categorías que calificaste a tus competidores. Esto te ayudará a ver cómo estas ubicado, qué áreas debes mejorar y qué puedes aprovechar.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.