¿El trabajo remoto está aquí para quedarse?

junio 30, 2020 | Gerencia

Con la llegada del coronavirus y la implementación de las medidas de distanciamiento social, el trabajo remoto o home office se convirtió en el aliado número uno para las empresas, ya que debido al cierre temporal de sus negocios pueden seguir operando de manera virtual.

No obstante, a medida que el tiempo de cuarentena transcurría nacieron diferentes opiniones sobre las bondades y debilidades del teletrabajo, pues debido a la rapidez con la que el sector empresarial debió implementar el trabajo remoto con sus empleados, fue evidente que muchos aún no estaban preparados.

Sin embargo, una de las interrogantes latentes tras la reapertura de la economía es ¿el trabajo remoto está aquí para quedarse? Y para responder a esta pregunta es necesario determinar cuán preparados está el sector de las mipymes para utilizar el teletrabajo a favor, manteniendo la productividad y el desempeño de sus empleados, lo cual ¡es posible!

Gabriel Pereyra CEO de Modobeta en su artículo Teletrabajo, un mundo virtual que llegó para quedarse” afirma que el home office es una metodología que requiere de la transformación de procesos de trabajo, un cambio en el liderazgo de la administración y un aprendizaje de parte de los trabajadores.

Tomando en cuenta los elementos anteriores y diseñando políticas para el buen desarrollo del trabajo remoto, es posible su implementación en las empresas de manera exitosa. De igual manera, es importante que los líderes se adapten rápidamente a esta nueva realidad virtual y capaciten eficazmente al equipo de trabajo en la transformación digital del negocio.

La empresa consultora Deloitte, en su guía “Liderazgo de equipos virtuales”, comparte estos ocho principios claves para liderar con éxito equipos de trabajo de manera remota:

  1.     Revivir el propósito del equipo y aclarar los roles
  2.     Establecer un nuevo ritmo
  3.     Monitorear capacidad y progreso
  4.     Aprovechar la tecnología para colaborar
  5.     Ser visibles y hacer verificaciones con frecuencia
  6.     Comunicarse en exceso de forma estratégica
  7.     Empoderar y promover el autoliderazgo
  8.     Asegurar el bienestar

Sin lugar a dudas, el éxito de la transformación digital depende de cada organización y de la ruta que se tome para adoptar esta modalidad de trabajo en beneficio de la empresa y de los colaboradores.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.