Enviar correos o llamar, ¿cuál es la vía más efectiva?

mayo 12, 2014 | Gerencia

En el mundo de los negocios es muy común que a la hora de comunicarnos con nuestros clientes nos encontremos en el dilema de cómo contactarlos, si a través de una llamada telefónica o mediante un correo electrónico.

La vía no viene determinada por el tipo de negocio que se esté haciendo, sino más bien por la urgencia y en ocasiones por las preferencias de cada quien. Es válido que les preguntes a tus clientes cómo prefieres que lo contactes, de esta manera no tendrás dudas sobre sus preferencias.

Por ejemplo, hay personas que les gusta que los llamen y resuelven prácticamente todo por teléfono. Sin embargo, otros prefieren el correo electrónico porque el mensaje les llega a su teléfono inteligente y pueden resolver por esta vía, sin necesidad de estar en el trabajo.

Cuando se va a propiciar un primer acercamiento con el cliente,lo ideal es que se produzca a través de una llamada telefónica. Una conversación por teléfono nos permite presentarnos de manera directa, obtener el permiso para enviar información y en muchos casos consensuar una primera cita.

Si mandamos una propuesta importante es necesario que después de su envío se haga una llamada telefónica al cliente: primero para notificar que se ha enviado y segundo para confirmar su recepción. Lo más probable es que el cliente haya estado a la espera de este documento y por alguna situación no se haya dado cuenta que ya lo tiene en su bandeja.

Un detalle importantísimo es no dar por hecho ni cancelar una reunión por correo, esto es de muy mal gusto. En esta situación se hace necesario que llames a la persona directamente y expreses las causas.

En el caso de que quieras comunicar algo sencillo, lo ideal es que mandes un correo electrónico para que no estés interrumpiendo a tus clientes continuamente. Claro,  siempre colocando frases al final del mail que inciten a que la persona devuelva el mensaje, tales como: por favor confinar su recepción, ¿qué te parece?, ¿qué opinas?, quedo a la espera, etc.

Si el correo electrónico se devuelve ya sea porque la bandeja de entrada del cliente está llena o porque tengas su dirección de correo mal, lo ideal es que hagas uso del teléfono.

Otra cosa es que el correo no es un chat para tener una guerra de mail, si se da esta situación, córtala inmediatamente y resuelve el problema llamando.Como puedes ver una vía no es más efectiva que otra, sino que eso lo determinará la situación y el momento.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.