Errores que cometes al disculparte

diciembre 5, 2019 | Gerencia

Reconocer las equivocaciones demuestra responsabilidad y madurez como líder

 

Es difícil admitir que has cometido un error, especialmente si estás en un papel de liderazgo en tu pyme. Cuando eres el gestor, se supone que debes tener las respuestas y las soluciones ¿verdad? Las disculpas nos permiten establecer relaciones más sólidas y más confiables con quienes nos rodean. También nos ayudan a crecer como profesionales y en nuestras funciones como líder de pyme.

Piensa antes de disculparte, no te precipites y no cometas los siguientes errores:

No ser dueño del error

Asegúrate de creer sinceramente que lo cometiste y que el deseo de corregirlo proviene de tu corazón. Relativizarlo o tratar de justificar tus acciones disminuirá el poder de tu disculpa y dañará tu credibilidad. Las falsas excusas solo intensificarán los sentimientos de rechazo, animosidad, ira y dolor.

En su lugar, sé dueño de tu error. Entiende lo que deberías haber hecho de manera diferente y comprométete a hacer un cambio en el futuro.

Elegir descuidadamente tus palabras

Antes de comenzar a planificar tus disculpas, considera cómo el error impactó al individuo. ¿Cómo quieres que se sienta después de que te disculpes, y cuáles son los próximos pasos a seguir para reconstruir o cultivar la relación? Una vez que te respondas a esas preguntas, puedes considerar tus palabras y diseñar el mensaje. Una gran parte de lo que digas debe explicar sin prepotencia por qué cometiste el error y qué vas a hacer para resolverlo.

Demasiadas palabras

Además de elegir tus palabras con cuidado, trata de ser lo más breve posible. En caso de duda, haz una pausa y piensa si hacen falta palabras adicionales. El otro extremo es cuando nos disculpamos demasiado. Cuanto más decimos, más nos frustramos. Tus frases han de ser cortas, claras y al punto.

No obvies con intención detalles

Explica la razón y reconoce con propiedad. Solo di la verdad. Nada malo puede salir de decir la verdad. Puede haber consecuencias, pero a menudo nos apartamos de la verdad porque tememos lo que suceda en el otro lado. Estar dispuesto a sentirse incómodo y abordar aspectos específicos puede aumentar tu credibilidad en la pyme.

Haciéndolo impersonal

El método de disculpa es tan importante como el mensaje en sí, así que no te escondas detrás de una pantalla. Reconoce cuando un error requiere una admisión cara a cara y no confíes eso a la tecnología. Mira a la persona directamente a los ojos para establecer una conexión de confianza. Si las interacciones cara a cara no son posibles, llama al teléfono para que la persona escuche tu voz y reconozca tu sinceridad.

Asegúrate de que tu lenguaje corporal y tono de voz reflejen tu sinceridad. Si no, corres el riesgo de que tu mensaje no sea admitido de la forma que pretendes.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.