Planifica una estrategia de trabajo remoto a largo plazo 

septiembre 6, 2021 | Estrategia

Con el inicio de la pandemia las empresas cambiaron súbitamente su dinámica de trabajo. A principios del 2020 los líderes empresariales, buscando opciones para poder continuar con sus operaciones, descubrieron en el trabajo remoto una gran oportunidad.

Este cambio fue obligatorio, pero no intencional. En la actualidad, con la reactivación de la economía y el arduo proceso de vacunación contra la COVID-19, el mundo está volviendo a la “normalidad”, por lo que los líderes de gestión humana se plantean adoptar de manera estratégica el trabajo remoto.

En el artículo publicado el pasado mes de abril por la revista Harvard Business Review, titulado “What is your organization’s long term remote work strategy”, se reflexiona sobre preguntas claves para saber si la empresa tiene planificada una estrategia a largo plazo para mantener el trabajo remoto o híbrido.

La implementación de una metodología de trabajo, ya sea remota o híbrida, que sea efectiva y eficaz amerita planificar estratégicamente las condiciones para que se desarrolle con éxito, y para ello es fundamental tomar en cuenta dos elementos importantes:

  1. Las políticas de la empresa
  2. Las prácticas de gestión

Los autores del artículo examinan las tendencias emergentes en estas dos áreas y recomiendan un conjunto de preguntas que los ejecutivos deben responder para que en vez de querer regresar a la antigua “normalidad” busquen equilibrar el trabajo dentro y fuera de la oficina a través de una planificación exitosa de teletrabajo.

Primero hay que comenzar por actualizar las políticas de la empresa y adaptarlas a las actuales necesidades de la fuerza laboral y la empresa. Para determinar una política óptima es esencial tener en cuenta las siguientes consideraciones:

– La naturaleza del trabajo del empleado.

– Nivel de experiencia de la fuerza laboral.

– Preferencias de los empleados.

–  Costos inmobiliarios y huella de carbono.

Las consideraciones para diseñar una estrategia donde la fuerza laboral pueda trabajar desde cualquier lugar, también requieren tener profesionales talentosos, con cualidades y habilidades blandas, pero sobre todo amigable con la tecnología, que se recluten a través de un proceso de contratación exigente y competitiva.

Por otro lado, las empresas deben considerar adaptar las prácticas y la cultura organizacional a un entorno de trabajo remoto o híbrido, donde independientemente si el empleado está dentro o fuera de la oficina se fomente un clima de trabajo saludable.

Lograr un clima organizacional óptimo y positivo, sin lugar a dudas es un gran desafío al cual se enfrentan los líderes de gestión humana, no obstante, alcanzar el balance entre una modalidad de trabajo híbrida y la vida personal de cada uno es lo que aumentará la productividad corporativa e impulsará el crecimiento de la empresa.

 

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.