Beneficios de la carta de servicios en la pyme

julio 17, 2019 | Gestión

La carta de servicios, también conocida como carta de compromiso,  es un documento mediante el cual la empresa informa a sus clientes sobre los productos y servicios que ofrece, al igual que el compromiso con la calidad y las medidas de compensación en caso de incumplimiento.

Este documento se ha convertido en una herramienta fundamental tanto para las empresas públicas como privadas, en la modernización de los procesos administrativos y la implementación de una nueva gestión estratégica.

La carta de servicio representa una gran ventaja para las empresas, sobre todo para la pyme, ya que a través de este documento se ganan la confianza de los clientes, se fortalece el vínculo con los mismos e incrementa su nivel de competitividad en el mercado.

El proceso de cambio que atraviesa el sector empresarial es el detonante para que la pequeña y mediana empresa busque implementar planes de mejora en la calidad de su servicio y productos a través de esta tendencia.

La carta de servicio es una herramienta que cumple con tres funciones principales:

  1. Mejorar y facilitar la relación entre el cliente y la empresa como una herramienta de gestión.
  2. Determinar los estándares de calidad del servicio y plantear objetivos estratégicos como herramienta de mejora.
  3. Lograr un alto impacto positivo en el cliente como herramienta de comunicación.

No obstante, para que este documento no se quede en meras intenciones, es necesario certificar la carta de servicio, para ello existe la Norma UNE 93200–2008, que garantiza que la empresa cumple con un alto nivel de calidad de su carta de servicio para satisfacer las necesidades de sus clientes.

La Norma UNE 93200-2008 tiene como finalidad detallar los requisitos mínimos del contenido, proceso de elaboración, seguimiento y revisión de la carta de servicio, es importante destacar que el cumplimiento de esta norma trae como consecuencia grandes beneficios a la empresa:

– Mayor competitividad en el mercado.

– Valor añadido para los clientes y transparencia en el servicio.

– Credibilidad y fidelización del cliente.

– Funge como un elemento diferenciador ante la competencia.

– Demuestra el nivel de compromiso ante el cliente.

– Contribuye con la mejora continua de los procesos gracias a la evaluación y seguimiento de los mismos.

– Mantiene un canal de comunicación con el cliente para escuchar sus opiniones y necesidades.

– Trabajar bajo un modelo de gestión orientado al cliente.

– Mejora la experiencia del cliente.

La Norma UNE 93200 se puede aplicar a la carta de servicios tanto de instituciones públicas como de empresas del sector privado, siendo compatible con otras certificaciones de calidad como ISO 9001.

En la actualidad las empresas quieren ir más allá en la satisfacción del cliente, ofreciendo bienes y servicios con los más altos estándares de calidad y realizando un gran esfuerzo en adaptarse a las nuevas tendencias empresariales.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.