Tipos de cultura empresarial

octubre 29, 2018 | Gestión

La cultura afecta todos los aspectos de la empresa, desde el posicionamiento de la marca en el mercado hasta la satisfacción de los empleados en las líneas de producción. Es de gran importancia mantener la cultura corporativa abierta a la innovación y la mejora considerando la cantidad de variables que intervienen en la misma. El primer paso para trabajar en ello es el definir el tipo de cultura que tiene actualmente la empresa y cuál resultaría más conveniente.

 

De acuerdo a Robert E. Quinn y Kim S. Cameron, de la Universidad de Michigan, existen cuatro tipos principales de  de culturas empresariales:

 

Culturas orientadas a clanes. Se trata de aquellas culturas empresariales que promueven valores familiares, dando cabida a un entorno de aprendizaje y trabajo, priorizando el trabajo en equipo. El priorizar en el equipo de trabajo implica tener como eje la satisfacción de los empleados para con sus acciones dentro de la empresa. Para ello se aprovechan las oportunidades dadas para fomentar la interacción y cercanía entre uno y otro.

 

Culturas orientadas a la adhocracia. Adhocracia dentro del diccionario viene a ser un antónimo de burocracia, que plantea la ausencia de jerarquía y motiva a la acción asumiendo los riesgos implicados. Se trata de una tipología enfocada a la innovación, la toma de riesgos, el hacer.

 

Plantea una cultura horizontal, común en las empresas emergentes, que motiva a la colaboración y a un ambiente participativo. Se trata menos de títulos y más de comunicación. Aunque suelen tratarse de productos y servicios que se encuentran en una edad temprana de comercialización, se trabaja todo lo posible para mantener el cliente contento.

 

Culturas orientadas al mercado. Aquellas que se inclinan a la obtención de resultados, con un enfoque a la competencia, el logro y hacer el trabajo. Para ello, toma del marketing diferentes herramientas, extendiéndolas por los diferentes departamentos de la organización y se tiene en cuenta que no solo se trata del target o público meta sino también de los competidores.

 

Culturas orientadas a la jerarquía. Se trata de un tipo de cultura corporativa que se estructura y controla con un enfoque en la eficiencia, la estabilidad y hacer las cosas bien. Una propuesta latente, que parte del modelo jerárquico piramidal presente en gran parte de las empresas hoy en día, y que se enfrenta a nuevos retos considerado las exigencias del mercado.

 

Definir una modalidad de cultura empresarial resulta de gran importancia ya que permite considerar cuáles son los puntos esenciales para la proyección y desarrollo estratégico de la propuesta, además de que traza las pautas de ejecución estratégica y permite el desarrollo de las operaciones con una intencionalidad y un foco más definido.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.