Los obstáculos en tu mente que impiden que emprendas

diciembre 31, 2019 | Gerencia

A menudo potenciales empresarios de pymes no son capaces de confiar en sus ideas

 

¿Tienes una idea de negocio pero tienes miedo de fracasar? Te enumeramos algunas de las excusas más comunes, ¿acaso te suenan conocidas?

  1. No tengo experiencia

Ser un emprendedor de pyme no requiere de tanta experiencia como algunos parecen pensar. Lo que necesites saber, lo irás aprendiendo en el camino y con la práctica suficiente. Es cierto que tener experiencia es importante, pero llegar a un área nueva creyendo que ya sabes todo lo necesario puede convertirse en un problema que te mantendrá cerrado a ideas nuevas.

Más que experiencia, lo que necesitas es iniciativa para informarte sobre el nuevo terreno en que deseas incursionar. Investiga el mercado, las oportunidades de negocio para tu pyme, la competencia, etc. Una mirada fresca (e inexperta) te ayudará a darle una nueva perspectiva a tu negocio.

  1. No tengo tiempo

Emprender un negocio propio es compromiso que requiere una gran cantidad de tiempo, pero puedes comenzar paso a paso y sin necesidad de abandonar de buenas a primeras tu trabajo estable. Un primer buen paso para tener tu propia pyme es registrar una idea, dedicar los descansos y un poco de tiempo después del trabajo y durante los fines de semana para desarrollar tu plan de negocios.

  1. No tengo suficiente dinero

Hoy en día, hay muchas opciones para iniciar un negocio. Si trabajas inteligentemente, hay manera de hacer algo más eficiente por menos. Tu comienzo es mentalizarte de que puedes arrancar tu operación y tu pyme será muy exitosa.

  1. Los prototipos son caros y difíciles de hacer

Si tu idea de negocio está relacionada con la creación de un nuevo producto, entonces es necesario contar con un prototipo. Pero antes de detenerte a señalar lo costoso que es armar un prototipo, piensa en elaborar una hoja de venta. Se trata de una hoja de publicidad que puede usarse para evaluar el interés de otras personas en la idea que vende tu pyme. Es muy sencillo: debes poner tu declaración de beneficios en una línea, una representación de tu idea dibujada por un artista gráfico y tu información de contacto. Muéstrale esta hoja a posibles inversionistas. Si están interesados es prueba de que tu idea puede realizarse.

No debes de dejar que sean las circunstancias las que te obliguen a emprender. Necesitas tener un motivo para emprender, pero también mucha motivación, es decir, ilusión, voluntad, ganas, deseo de emprender. Con motivación te será más fácil emprender, pues no desfallecerás a la mínima, ya que te encontrarás con muchos retos que difícilmente podrás superar.

El tener una idea para tu pyme es el paso primordial para continuar en el camino de los negocios, y el poder desarrollar esa idea te lleva a la creación de tu producto o servicio.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.