¿Por qué debes dar coaching a tus empleados?

enero 8, 2014 | Gerencia

La actualidad del mercado tanto en República Dominicana como en el resto del mundo exige que el estilo tradicional de las empresas se haga a un lado para dar paso a la creatividad, lluvia de ideas y soluciones rápidas, las cuales se obtienen cuando se cuenta con un grupo de personas bien orientadas, capacitadas y motivadas a dar lo mejor de sí.

La forma más efectiva de mantener competitiva tu empresa es que tú y empleados demuestren rendimiento, calidad, y esfuerzo en lo que hacen. Ahora bien, para que tus empleados se desempeñen de modo ejemplar se vuelve indispensable que colabores con su capacitación, es decir, que procures que se les enseñe y guíe en aspectos que son fundamentales para el buen desarrollo de tu empresa y además que puedan crecer como profesionales en distintas áreas y habilidades técnicas.

El mundo de los negocios de estos tiempos impone ciertos desafíos que serán posibles enfrentar sólo si se cuenta con un personal preparado. Estos desafíos se ven reflejados en la globalización, los avances tecnológicos, la competencia, clientes con más conocimientos y exigencias, y una compleja situación económica.

El resultado de un coaching efectivo es una notoria mejora en la productividad, rentabilidad, lealtad de los clientes por la calidad del producto o servicio ofrecido, mejor atención al cliente y tu satisfacción de saber que cuentas con verdaderos talentos dentro de tu negocio.

Estudios recientes han demostrado que en estos tiempos lo que en realidad motiva al empleado no es el salario que devenga, sino el ambiente laboral, las relaciones que existan entre empleador y empleado, y las oportunidades de crecimiento.

Esta es una razón más para aplicar coaching a tus empleados, porque además de la fidelidad de tu público, debes perseguir la lealtad de quienes trabajan para ti. Además, cuando un colaborador observa que te preocupas por su preparación.

Dentro de los principales beneficios del coaching empresarial podemos mencionar:

– Permite reforzar las habilidades y capacidades técnicas  de cada colaborador

– Facilita el desarrollo de una comunicación orgánica y clara entre los miembros del equipo.

– Permite definir el rol de cada colaborador dentro de la PYME.

– Promueve la asimilación e implantación de técnicas y herramientas novedosas en la empresa

– Se crea una relación de confianza y responsabilidad mutua entre el coach y sus dirigidos.

Como consecuencia de aumentar el nivel de satisfacción laboral es lógico que obtengas mejores resultados en cantidad y calidad. Así que, para que tu PYME pueda crecer de forma rentable, y constante,  dentro de tus planes de acción debes guardar un espacio dedicado a este tema. 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.