Procura evitar el estrés del emprendedor

octubre 28, 2019 | Gerencia

Lo primero es reconocer por dónde y cómo sufres la presión, por ejemplo, en la soledad, la preocupación o la frustración, que son situaciones salvables

 

En el célebre ensayo ‘Los cuatro acuerdos’, publicado en 1998 por Miguel Ruiz, la segunda ley dice: “No te tomes nada personalmente”. El médico mexicano sostiene que para mantener el equilibrio emocional y mental no hay que dar importancia a lo que suceda a nuestro alrededor, ya que “cuando te tomas las cosas personalmente, te sientes ofendido y reaccionas defendiendo tus creencias y creando conflictos. Haces una montaña de un grano de arena”.

Te invitamos a tomar en cuenta estos dos consejos:

Primero, abandonar la necesidad de tener razón, dejar de gastar energía en intentar convencer a los demás, que tienen sus propias creencias. Si lo practicas, encontrarás que resulta profundamente liberador. Quienes van por el mundo tomándoselo todo personalmente ven enemigos por todas partes y nunca pueden estar verdaderamente tranquilos, ya que siempre tienen cuentas pendientes que circulan por su mente, provocándoles sufrimiento.

Y segundo: según Miguel Ruiz, nada de lo que hagan o digan otras personas debería hacernos daño si se asume el siguiente axioma: “Nunca eres responsable de los actos de los demás; solo eres responsable de ti mismo”.

Isabel García Méndez realizó un trabajo para Emprendedores en el que detalla los obstáculos emocionales del emprendedor de pyme, del que tomamos dos con sus recomendaciones para evitarlos:

Desánimo

El desánimo se asocia con un cansancio vital que nos dificulta las tareas en la pyme. Para combatirlo, utiliza técnicas de resiliencia. Como recuerda Joan Riera, profesor de ESADE y presidente de AD, “se trata de aumentar nuestra capacidad de sobreponernos a las barreras y nuestro grado de optimismo.

Técnicas como hacer un listado con los logros alcanzados, cambiar el planteamiento de los problemas (¿qué es lo peor que puede ocurrir…?) e invertir la perspectiva, ayudan a levantar el ánimo. Y cultiva las relaciones, es clave tener unos compañeros de viaje en los que confíes y en los que puedas apoyarte.

Ansiedad

Lo primero, aprende a desconectar. Es importante pulsar de vez en cuando el botón de ‘pause’ que todos tenemos. Técnicas como la meditación, el mindfulness, la relajación, el yoga o un simple paseo que te ayude a desconectar y reencontrarte contigo mismo pueden ser suficientes.

Lo segundo, actúa con pasión. La principal manera de superar la ansiedad es disfrutando día a día de tu trabajo. También es importante apoyarte en tu entorno. Hablar más con tu pareja, hermanos, tus padres o algún amigo sobre tu día a día en tu pyme. Por último, haz ejercicio. El deporte hará descansar a tu mente.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.