Recibir críticas de nuestra pyme es una ventaja, porque nos da la oportunidad de mejorar

octubre 1, 2019 | Gerencia

Los ganadores y los perdedores se diferencian en que los primeros son constructivos

 Dennis Zdonov, un empresario de origen ruso que se ha desarrollado en Silicon Valley, confiesa que, al principio de su carrera, su estómago se contraía cuando le decían que debía mejorar en su trabajo. Afirma que llevaba muy mal el sentirse atacado o percibir que los demás lo veían como inadecuado. Hasta que se dio cuenta de que lo que se presentaba ante él era una oportunidad.

Sin duda, recibir comentarios negativos puede ser estresante, pero la forma en que las personas responden a situaciones críticas es a menudo lo que separa a los ganadores de los perdedores.

La mayoría de nosotros, tendemos a reaccionar de dos formas ante una retroalimentación negativa:

Demasiado tercos: Te pones a la defensiva y, como consecuencia, tienes dificultades para interiorizar la retroalimentación con el objetivo mejorar. Esto puede llevarte al estancamiento.

Demasiado abiertos Eres tan abiertamente receptivo a cualquier tipo de retroalimentación, que intentas implementarlo a ciegas. Esto confunde tu capacidad para sopesar o priorizar qué comentarios vale la pena tomar en cuenta y cuáles no para tu pyme.

Para convertirte en la mejor versión de ti mismo posible, debes ser capaz de escuchar las críticas con una mente nivelada, y determinar qué partes de ellas son las más importantes para tu pyme (y cuáles probablemente no lo sean). Si no eres receptivo, te aferrarás demasiado a ideas fallidas y malos hábitos. Si estás demasiado abierto e intentas solventar todas las críticas que recibes, terminarás haciendo cambios que no tienen sentido.

Índice de credibilidad

Una forma de extraer los comentarios inútiles de lo útiles es considerar quién los otorga, qué experiencia tiene en el mundo en el que intentas impactar y cuán “creíbles” son. También es importante tener en cuenta cuáles podrían ser las motivaciones subyacentes de una persona para darte retroalimentación.

Piensa que todos los problemas de tu pyme no se pueden solucionar a la vez y que hay cambios que, simplemente, no se pueden y/o no se deben implementar. Después de recibir comentarios, realiza reuniones de priorización con el equipo de tu pyme para determinar cuántos recursos puede requerir cada ajuste.

No tengas miedo a recibir críticas de tu pyme, si has de tomar una decisión que entraña ese riesgo, no te eches para atrás, simplemente, evalúa las posibilidades y las consecuencias. Hemos de empezar por asumir que no podemos hacer felices a todos. Cuando tus productos son más creativos, es inevitable cierta cantidad de comentarios críticos de tu pyme, sin importar qué tan exitosos sean los productos.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.