Cómo puedes fomentar la productividad de tus trabajadores

enero 8, 2020 | RRHH

Te ofrecemos una serie de consejos para que este objetivo sea más alcanzable

 

  1. Equipamiento de oficina. En el sentido de que los trabajadores de tu pyme cuenten con todo lo que requieren para aprovechar al máximo su tiempo y también se sientan cómodos con elementos tan básicos como las mesas o las sillas. Sin esto, lo más probable es que se cuente con más bajas médicas de las que se deberían.
  2. Transformación digital. Este paso para las pymes más veteranas puede suponer una inversión importante en tiempo y dinero, pero sin lugar a dudas se agradecerá en el medio y largo plazo.
  3. Motivación. De vez en cuando hay que estar atentos a aquellos empleados que tratan de hacer las cosas de la mejor manera posible. A todos, pero especialmente a ellos, hay que hacerles ver que se tiene en cuenta y se valora. Un trabajador motivado en tu pyme vale por dos.
  4. Formación continua. El mundo cambia constantemente y más ahora que estamos conectados con Internet y las tecnologías se desarrollan de manera constante. Es importante apostar por la formación de los trabajadores de tu pyme como una garantía de que éstos podrán ofrecer el mejor servicio posible y, por tanto, ser más eficientes.
  5. Planificación. Hay que saber qué objetivos se tienen y la ruta a seguir para conseguirlos, porque esta es la única manera de poder lograrlos. Integrar al equipo de tu pyme como una parte fundamental de esto les hará ver que es algo suyo también y pondrán más empeño en conseguir esos logros. Una vez alcanzados, no está de más la motivación e, incluso, alguna recompensa extra.
  6. Dar el ejemplo. Si se quiere que los empleados apuesten por tu pyme, que estén dispuestos a hacer horas extra (aunque recompensadas) y que el objetivo que se tenga sea algo común, sin lugar a dudas, deberás ser el primero en dar el ejemplo. Solo así el resto podrá seguirte.
  7. Administrar el tiempo. Se suele ver que los empleados, aunque estén contratados para una labor muy concreta, suelen sobresalir en determinados ámbitos. No hay que cerrarse a esto, más bien al contrario, hay que estar abiertos a explotar las capacidades de cada uno y a que el trabajo se ordene en cuanto a tiempo. Si sabes manejar esto en tu pyme, podrás ver que, al final del día, se ha rendido mucho más de lo esperado.
  8. Encuentros sociales. La plantilla de tu pyme puede ser pequeña o muy amplia. Pero que los trabajadores se conozcan y no sean meros nombres o números suele dar una mayor conciencia de dónde se está, para qué y con quién se está trabajando. Así se genera el concepto de familia laboral y la productividad mejora.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.