GIG Economy: Nuevas perspectivas en el empleo

noviembre 1, 2018 | RRHH

El término inglés gig hace referencia a las contrataciones o encargos individuales que se realizan con personas que entregan algún servicio. Partiendo de esto, por gig economy puede entenderse el tipo de economía en que emergen posiciones de trabajo temporales de manera común, fomentando que organizaciones haga contratos de trabajo con trabajadores autónomos a corto plazo. Se trata de una tendencia que va en auge y que promete, de acuerdo a estudios y encuestas, continuar en rápido crecimiento.

Ahora bien, cabe considerar que existen una serie de variables contextuales que han permitido el aumento de los empleos a corto plazo. Tal es el caso de la fuerza laboral móvil, partiendo de las características de la era digital, dónde el trabajo puede realizarse desde cualquier lugar. Esto permite que los trabajadores independientes puedan seleccionar proyectos desde cualquier lugar del mundo, sin la necesidad de entrevistarse de manera presencial con su empleador; pero también posibilita que los empleadores depuren y seleccionen los mejores perfiles para proyectos específicos, de un grupo más grande y variado.

Esta estructura está transformando de manera considerable el mercado laboral, afianzando la economía colaborativa y redefiniendo las características de las posiciones de trabajo. Cada vez más trabajadores, sobretodo en Norteamérica y Europa se encuentran sustituyendo empleos estables dentro del sector empresarial, en ocasiones por elección propia en ocasiones por crisis económicas o desempleo, pasando a trabajar con contratos independientes.

La economía gig se puede utilizar en una gran variedad de roles, desde posiciones junior de administración, hospitalidad hasta profesionales altamente calificados, desarrolladores, diseñadores, comercializadores. Todas las industrias están en proceso de evolución y cambio. Aunque ya hay sectores en los que este tipo de prácticas se desarrollaba desde tiempos anteriores con gran éxito tales como el trabajo agrícola de temporada, existe una fuerza de crecimiento mayor en industrias relacionadas a la tecnología y la creatividad. Así mismo, las plataformas de servicio orientadas a la tarea de conectar empresas, proyectos y empleados independencias van en incremento como un reflejo de estos cambios.

De manera particular para las empresas, entre los beneficios que pueden resaltarse de este tipo de economía de contratación son:

  • La posibilidad de contratación de expertos para servicios no regulares en la empresa.
  • Agilidad para escalar su fuerza de trabajo hacia arriba y hacia abajo rápidamente para satisfacer la demanda empresarial.
  • Reducción de costos vinculados a los contratos fijos atención médica y otros beneficios.
  • Menor inversión en infraestructura y equipos ya que, generalmente, los profesionales contratados de esta manera cuentan con los equipos necesarios para la realización del trabajo.

 

Nos depara lo que el consultor de alta gerencia de la empresa neoyorquina JLL  Peter Miscovich plantea, la “fuerza de trabajo líquida” basada en el modelo de Hollywood, en el que los trabajadores del conocimiento ágil y “líquido” se organizan de manera inteligente a través de Internet, así como en la industria cinematográfica. Plataformas de trabajo en la nube, con alcance mundial y colaboración masiva, proporcionando una mayor fuerza y eficiencia.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.