Tienes un empleado difícil en tu pyme, sigue estos consejos

noviembre 6, 2019 | RRHH

El problema no es solo tuyo, puede serlo también para el resto de los empleados

 

Una de las primeras consecuencias de tener un empleado complicado en la plantilla de tu pyme es que genera mal ambiente laboral, crea situaciones desagradables y repercute negativamente en la productividad de la empresa.

Para afrontar esta situación en tu pyme, van a venirte muy bien los consejos que te ofrecemos a continuación:

No ignores el problema

El primer paso es detectar el problema y hacerle frente. Es fundamental que los trabajadores aporten cosas buenas a la pyme, por lo tanto, si uno de ellos está dando problemas es fundamental que hables con él cuanto antes. Tu intervención es muy importante para evitar que esta situación negativa vaya a más y se agrave.

Actúa lo antes posible

En el momento que seas consciente de la conducta negativa de uno de tus empleados, actúa antes de que la situación empeore en la pyme. Lo primero que debes hacer es comunicar a este empleado que está causando problemas y las consecuencias de su comportamiento, tanto para él como para sus compañeros y la empresa. Hazle ver la importancia de valores como el respeto, la educación y el compañerismo.

Investiga el problema a fondo

Habla con tu empleado en privado y con calma y trata de saber las causas de por qué se comporta así y si es por algo relacionado con la propia pyme. Si el trabajador se siente escuchado estará más receptivo a lo que le plantees. Debes explicarle por qué ha actuado mal y hacerle recordar los episodios de su mala conducta. Cuida tu tono de voz y tu lenguaje no verbal. Ten en cuenta que si usas un tono amenazante se sentirá acorralado y su reacción será negativa. Es importante que tengas claro que tu objetivo es que el trabajador reconozca que, verdaderamente, tiene un problema de comportamiento.

Ayúdale a corregirse

Una vez que el empleado difícil entienda que su comportamiento no es adecuado y que está afectando a sus compañeros y a la pyme, debes orientarlo hacia un cambio de actitud. Obviamente, tendrás que tener paciencia, porque el cambio no se dará de un día para otro. Es importante también que le reconozcas sus esfuerzos, minimizando las acciones negativas y maximizando las positivas.

Si no hay avances, finaliza la relación laboral

Si el trabajador que está causando problemas en la pyme no es consciente de su mal comportamiento o no mejora su actitud pese a tus esfuerzos, lo más indicado en estos casos es que pongas fin a vuestra relación laboral. Pero recuerda que, antes de dar este paso, debes fijar un período de prueba para que el trabajador dé un paso atrás en su actitud y cambie.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.