Secretos para hacer buenas presentaciones en público

enero 2, 2014 | Gerencia

Pararse delante de un público a explicar ideas, proyectos o a presentar una visión de lo que quieres lograr con algún producto o servicio suele a veces ser atemorizante.

Pero ocurre que en el momento en que accedes a presentarte delante de un grupo de espectadores no te queda otra alternativa que prepararte para hacer una buena exposición. Puedes lograr ese objetivo si te preparas bien, lees y prácticas sobre lo que hablarás.

Aquí te mostramos algunos consejos para que obtengas un buen resultado al momento de hacer una presentación:

Lo primero es el buen uso de las palabras. Exprésate de forma clara, que lo que digas se entienda y las personas no se sientan incómodas con tu pronunciación.

Se respetuoso con tu audiencia. Si ellos toman su tiempo para ir a escucharte no puedes darte el lujo de leer lo que está expuesto o llegar tarde. Es necesario que sepas muy bien de lo que hablarás, para esto debes practicar la exposición. Si en algún momento te pierdes puedes mirar por un lapso mínimo de tiempo tu proyección, pero no abuses de ese recurso.

Práctica. Si es necesario, grábate antes de hacer la presentación formal, de esa forma podrás ver los puntos en los que estás fallando, si estás repitiendo mucho la misma palabra, si tienes tics nerviosos entre otras cosas que podrían mellar tu desempeño.

Puedes añadir historias. En algunos casos es bueno usar analogías y más cuando le das sentido humano. Busca que las historias que cuentas transmitan un mensaje que enseñe y ayude al público a entender mejor lo que expones.

No uses en demasía las estadísticas y las citas. Aunque en algunos casos serán necesarias. 

Procura ser original. Es vital que te muestres tal cual eres, no busques parecerte a otra persona. Cuanto más actúes como siempre lo haces tendrás más confianza en ti, y los nervios desaparecerán y todo podrá fluir de forma efectiva.

Según el fundador de Apple, Steve Jobs, al momento de realizar una presentación es necesario:

  • Dedicar más tiempo a pensar qué ideas quieres transmitir, cuál es el objetivo que se persigue. La confección de los slides o la escritura de tus palabras fluirán de forma muy natural si tu  planificación se realiza de forma consciente.
  • Es importante estructurar la presentación en tres grandes bloques: antes de comenzar avísale a los usuarios que habrá tres partes para que sepan con qué temas se encontrarán.
  • Intenta usar la misma capacidad de síntesis que se aplica en Twitter en la generación de título y descripciones para su presentación, y utiliza imágenes de buena calidad para complementar la idea a transmitir. Es decir, se preciso y conciso,  excepto algunos casos especiales.
  • Aunque el producto que muestres sea mejor que la gran mayoría, es bueno que dejes claro quién es tu competidor. Esto es porque a las personas no les gustan los monopolios.
  • Cuida tu lenguaje corporal pues cerca del 75% de lo que se dice en una exposición, se expresa a través del cuerpo. Tu posición, como te muevas, como camines, la forma en cómo mires hablará tanto de tu producto como de la confianza que tienes en el mismo.
  • Muéstrate entusiasmado, que el público percate que en verdad estás disfrutando lo que estás haciendo. Haz que se pierda la tensión, si es posible usa bromas, anécdotas que causen risa para que haya más integración entre los oyentes y tú. 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.