Speed thinking: técnica para generar ideas rápidamente 

octubre 22, 2020 | Gerencia

El contexto mundial y la rapidez con la que cambia obligan a las empresas a ser más creativas y a actuar de forma rápida para poder estar siempre a un nivel competitivo. Además, fomentar la creatividad es un elemento fundamental que favorece a las organizaciones a mantenerse a la vanguardia.

Sin embargo, las pymes carecen de espacios, sistemas y tiempo para fomentar el pensamiento creativo en sus colaboradores, es por esta razón que el reconocido consultor en creatividad Ken Hudson presenta una técnica para generar ideas en tan solo dos minutos, en su libro Speed Thinking: How to Thrive in a Time-Poor World.

Speed Thinking es un sistema de pensamiento práctico que te permitirá generar nuevas ideas y tomar mejores decisiones junto con tu equipo de trabajo. Consiste en concebir máximo nueve ideas que solucionen un problema en tan solo dos minutos, estos dos factores es lo que va a permitir acelerar la creatividad.

Hudson hace referencia a que el corto tiempo incentiva a las personas a no filtrar las ideas, así por más alocada que parezcan pueden llegar a convertirse en la solución al problema.

El ciclo de Speed Thinking está dividido en cuatro pasos:

  1. Generar ideas

La principal clave es dar el primer paso hacia eliminar las barreras mentales limitantes del pensamiento creativo, para ponerse a generar nuevas ideas. El objetivo es que cada miembro del equipo tenga una hoja donde pueda colocar sus nueve ideas en dos minutos.

  1. Evaluar

Luego de generar la mayor cantidad de ideas, es hora de valorar los resultados, de igual manera, se debe hacer en tan solo dos minutos. Durante este proceso de evaluación es necesario preguntarse ¿qué nivel de emoción me genera la idea?

A partir de ahí se da una puntuación del 1 al 10, siendo 1 las más baja y 10 la más alta, al final cada participante seleccionará la idea que mayor puntuación haya obtenido.

  1. Construir

En este paso se desarrollará la idea completamente y se mejorará combinándola con otras, evaluando la factibilidad técnica y financiera. Luego de que cada miembro del equipo presente y desarrolle su idea de mayor puntuación, se seleccionará la mejor entre todas las del grupo.

4. Acción

Este último paso tiene como objetivo transformar la idea que se seleccionó en un proyecto tangible.

El pensamiento creativo es una habilidad que todos pueden aprender a utilizar y sólo requiere de tiempo y práctica para mejorarla.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.