¿Cómo preparar el lanzamiento de tu empresa?

febrero 20, 2013 | Impulsa tu negocio

Es muy bueno soñar en grande, pero la puesta en marcha de una nueva empresa requiere un enfoque en el principio muy aterrizado a la tierra, para conseguir mercado y la atención de quienes pueden invertir en su propio negocio. Google lo hizo con los motores de búsqueda, Apple lo hizo con un ordenador personal, e incluso grandes supermercados dominicanos lo hicieron a través de precios bajos. Aquí están las razones de sentido común de por qué un enfoque preciso y conciso de tu propio negocio puede conducir a la puesta del marcha del éxito empresarial.

1. El tiempo de comercialización es crítico. Se necesita mucho tiempo para construir procesos, y productos para sacar provecho de una estrategia general. Mientras tanto, los pequeños competidores aparecerán, aprovecharán sus oportunidades de negocio, y «robarán» a tus clientes objetivos. Así de difícil es el entorno de negocios actual.

2. Es importante mantener bajos los costos de infraestructura. Cada negocio necesita un poco de equipos básicos, la infraestructura y los costos de desarrollo en curso. El intento de lanzar en grande te negocio también tiene sus implicaciones monetarias, como los altos costos. Conseguir más dinero es difícil, pero no es tan difícil como cimentar poco a poco la empresa y hacerlo bien la primera vez.

3. ¡ Tienes que ser ágil ! Cada empresa puesta en marcha ha tenido que esquivar muchas curvas a medida que aprenden lo que sus clientes realmente quieren y lo que realmente funciona para el mercado. Mientras más lento seas  en la puesta en marcha de tus procesos, no te permitirán adaptarte rápidamente a los cambios del mercado y recuperarte de los errores cometidos.

4. La innovación lleva a liderar el mercado. El éxito requiere de un liderazgo de mercado en su área de productos, y es fácil ver que empujar más productos y servicios diluye la concentración y la atención. El liderazgo del mercado no es una cosa de una sola vez, significa que la innovación continúa o te puedes quedar atrás.

5. Mantener la calidad es la clave. Cuanto más se intenta hacer en paralelo, más difícil es mantener la calidad. Recuerda el viejo adagio de que «sólo tienes una oportunidad para causar una buena primera impresión». Los clientes son caprichosos y la buena calidad y buen servicio al cliente es difícil, incluso con un producto enfocado.

6. El personal es limitado. Cuando las cosas se vuelven demasiado complicadas y complejas, y aún no estás seguro de las prioridades, el personal puede desilusionarse, cansarse, perder la motivación, y tiende a darse por vencido fácilmente. Un enfoque hábil y de inmediatez en hacer crecer la empresa es más fácil de comunicar, más fácil de manejar, y más probable que se haga rápido y bien.

Como con todo, hay dos lados de la moneda. Cuando se aplica apropiadamente, el enfoque se traducirá en beneficios superiores a tus expectativas. Por el contrario, si te centras en las cosas malas, darás lugar a una espiral descendente mientras tratas de empujar tu nuevo negocio. Céntrate en la explotación de las fortalezas y en alcanzar  el éxito en lugar de resolver las debilidades y evitar problemas. No renuncies a tu gran visión, ya que ningún inversor quiere comprar un juguete que haga una sola cosa; tampoco se trata de ser el ventorrillo del barrio para toda la vida.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.