Errores comunes de los emprendedores inteligentes

septiembre 30, 2019 | Emprendimiento

Dirigir una pyme es un reto humano, lo normal es que en nuestro camino nos equivoquemos

El hecho de que seamos competentes para sacar adelante nuestra pyme no nos exime de cometer fallos. La cita atribuida a Albert Einstein: “El que nunca ha cometido un error es porque nunca ha intentado nada nuevo”, dice mucho. La inteligencia no reside en la cantidad de errores que cometas, sino en que aprendas de ellos. Por lo tanto, debes empezar por asumir que los fallos en tu pyme son parte intrínseca a tu trabajo, de hecho, son propios de gente capaz. ¿Te gustaría saber qué errores suelen cometer gente inteligente en sus pymes?

Buscar solo el dinero

No hay nada malo en querer enriquecerse, el problema es cuando nos obsesionamos en ello, lo que nos hace olvidar lo que realmente tiene impacto en nuestra felicidad. La calidad de vida comienza con los detalles, pero uno de los factores más importantes es la estabilidad, que llega con el tiempo trabajando en tu pyme.

Dormir mal

La falta de sueño y los problemas para conciliarlo son uno de los grandes males del mundo que nos ha tocado vivir. Cuanto más estrés tenemos, menos dormimos, es un hecho. Es normal que cuando estás entusiasmado con un proyecto te pongas nervioso y te cueste dormir, no obstante, debes tener una buena rutina en casa y en tu pyme para que eso no suceda.

No ser capaz de desconectar

Los celulares y su tecnología son buena parte de la razón por la que nuestra mente se satura. Hoy en día, todo lo que aparentemente es muy bueno se puede volver contra ti. Intenta desconectar de vez en cuando del trabajo en tu pyme, a pesar de que muchas personas exitosas y aparentemente inteligentes no lo hacen. Hay una relación entre este punto y el anterior: cuanto menos desconectemos, menos dormiremos. Limita el uso de tu móvil.

No hacer ejercicio

Es muy posible que tengas que establecer una nueva escala de prioridades y, sobre todo, ponerlas en marcha. Y desde aquí, estamos seguros de decirte que tu prioridad número uno no es solo tu pyme, sino tu salud. Es ley de vida que, con el tiempo, nos demos cuenta de las cosas que verdaderamente tienen valor, mientras que el tiempo no tiene marcha atrás. Por lo tanto, reflexiona y prescinde de superficialidades.

No ser humildes

Es uno de los problemas de nuestra época, unido al individualismo y el materialismo. Es cierto que es esencial tener confianza en uno mismo, pero esa actitud se derrumba cuando aparece el egocentrismo y la cerrazón. Aprender a escuchar es básico, la sencillez es un atributo unido al de la elegancia. En el fondo, las personas inteligentes son las primeras en reconocer que les falta mucho por aprender. Tu pyme es una escuela de vida.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.