¿Qué es el storyscaping y cómo aplicarlo en tu negocio?

noviembre 23, 2020 | Marketing

Crea engagement con tus clientes a través de sus propias experiencias 

 

El storyscaping es una técnica de marketing que tiene la finalidad de lograr un mayor engagement con los clientes a través de sus propias experiencias con la marca o el producto. Este concepto nació hace solo seis años con el libro Storyscaping: Stop Creating Ads, Start Creating Worlds de Darren McColl y Gaston Legorburu.

Esta técnica busca generar ideas novedosas que permitan crear un mundo de experiencias emocionantes al cliente conectando con la marca. Algunos la comparan con el storytelling, que al igual que esta técnica de marketing, el storyscaping busca conectar con el consumidor a través de una historia, con la diferencia que en esta ocasión él es el protagonista, pues es su propia historia.

Este concepto se ha convertido en un poderoso enfoque de la publicidad y el marketing para la era digital utilizando historias para diseñar experiencias emocionales para los clientes, transformándolos en héroes de sus historias y para ello es necesario tener en cuenta los cuatro pilares o principios del storyscaping para conectar con estas experiencias.

  1. Estrategia de marca: en los mensajes publicitarios tradicionales la marca es normalmente el héroe de la historia, pero en el storyscaping el héroe es el consumidor y encuentra en la marca un mentor con el que comparte los mismos valores, creando una conexión emocional.
  2. La visión del consumidor: busca que el cliente identifique como mentor a la marca, mientras la misma le acompaña en su experiencia adoptando ese rol y brindándole las soluciones que necesita.
  3. Posicionamiento del producto: la marca, en este caso en su rol como mentor, le brinda la solución (producto o servicio) al cliente (héroe de la historia) para satisfacer su necesidad a través de una experiencia emocionante e innovadora.
  4. Viaje del consumidor: los autores del libro afirman que las empresas al utilizar esta técnica de marketing, utilicen la coma y no el punto, con ello se refiere a que el viaje del cliente nunca termina, siempre está en desarrollo.

Estos cuatro pilares son la base de una idea organizada, la cual permite definir cómo la marca interactúa con el cliente y lo conecta con el propósito de la empresa, de manera que generen emociones entre los dos e inspiren a los clientes.

Para definir la idea organizadora de tu marca debes tener en cuenta que permita cumplir con el propósito y los objetivos ya definidos, que llame a los consumidores a tomar acción y que participen como protagonistas de la experiencia, inspirando a otros a crear sus propias experiencias con la marca.

Por último, es importante añadir un espacio donde los clientes puedan crear su propia historia, denominado experience space, el cual está dividido en espacio físico, virtual y emocional desde donde la marca puede acompañar al usuario a vivir su propia experiencia.

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.