Redes sociales y relaciones públicas: cómo trabajarlas en conjunto

septiembre 10, 2018 | Redes sociales

Toda iniciativa que busca generar una percepción positiva en el público, bien sea de la empresa o de la marca, parte de una estrategia de relaciones públicas. Esta incidencia en la percepción debe trabajarse en conjunto con la proyección de una imagen coherente con la idea de venta, el servicio al cliente, la misión, visión y valores de la empresa, la comunicación visual y, sobre todo, en la última década el desenvolvimiento en las redes sociales.

 

Las relaciones públicas deben de conectar con sectores internos como los empleados accionistas, directivos, consultores y suplidores, como también con sectores externos como periodistas, consumidores y público en general.

 

Algunos años atrás se hubiesen cuestionado la utilización de las plataformas sociales como primer medio para informar sobre el lanzamiento de un nuevo producto, evento o servicio. Sin embargo, hoy es de vital importancia, ya que los seguidores son los primeros fans que se encargan de continuar difundiendo la noticia.

 

Aunque esta unidad dentro de la empresa debe tener el control global de las comunicaciones, en ocasiones se fragmenta en varias partes, una de ellas la gestión de las redes sociales, sin embargo, los profesionales en el tema apuestan por la gestión integrada a través de lo que se conoce como Social PR (relaciones públicas y redes sociales). Consiste en una nueva estrategia en que se replantean todas las acciones que parten de las relaciones públicas tradicionales, haciéndolas mucho más visibles y a un paso más rápido. No se trata necesariamente de crear noticias sino de alimentar y luego estimular la información sobre nuestra marca para que se expanda de manera natural, orgánica, por medio de referencias personales.

 

Entre las ventajas que ofrece el tener una estrategia integrada se pueden mencionar que permite tener un mayor alcance, el ahorro de recursos, agiliza los procesos, permite la retroalimentación entre canales, posibilita mantener la coherencia y evitar las contradicciones, mejora las relaciones entre los consumidores, periodistas y la empresa. Los equipos de relaciones públicas y redes sociales utilizan las herramientas digitales para:

 

  1. Realizar anuncios. Las redes sociales son una forma mucho más rápida de hacer anuncios, por lo que los profesionales de estas áreas suelen usar las plataformas para lanzamientos de productos o servicios, comentar actualizaciones o cambios en la empresa, publicar contenido relacionado a la empresa. Al compartir enlaces, contenido audiovisual, etc., permite llegar a un rango de audiencia mucho más amplio en un a fracción de segundo.

 

  1. Localizar influencers. Un influencer pasa a ser embajador de nuestra marca o empresa. Los influencers de las redes sociales suelen tener seguidores en cantidad masiva que pueden aprovecharse para promover la oferta o potenciar la reputación de la empresa. El tener además de las cuentas institucionales una cartera de influenciadores, que permite llegar a más personas que se motivan a integrarse de forma activa en las redes de la empresa, al consumo de nuestro producto/servicio y a seguir promoviendo la marca.

 

  1. Identificación de amenazas. Las interacciones en las redes sociales permiten no sólo que demos información sobre nuestra empresa, producto, servicio, sino que obtengamos información sobre la opinión pública desde antes de que pueda ser algo negativo para nosotros, dándonos la oportunidad de tomar cartas en el asunto.

Estos son solo algunos de los beneficios que puede tener una gestión integrada de relaciones públicas y redes sociales. Resulta de gran importancia al momento de diseñar la estrategia hacer especial énfasis en todos aquellos lineamientos que potencien la valoración de lo humano, de la emocionalidad y de la responsabilidad social.

 

 

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.